Blog

LUNES DEL PACIENTE - ENTREGA 6

Una vez en la habitacion del hospital, empiezas a conocer a familiares, amigos, enfermeras, celadores...., todos conocen y hablan del daño cerebral. Empiezas a preguntar y a interesarte, pero nadie te habla exactamente de lo que necesitas, parece que te exponen una serie de protocolos generales que, a ver quien te explica cómo se ponen en marcha en tu caso ... Te nombran asociaciones y centros, lo que ofrecen... pero nada es lo que quieres, tienes una sensación de rechazo, porque en realidad lo que quieres es no tener que pasar por esto.
 
Es la primera vez que te encuentras en esa situación, el vecino de habitación, te habla de buscar a alguien para que vaya a casa a ayudar.... pero cómo se puede pagar eso, yo por mi padre lo que sea, pero somos una familia normal.
 
Empiezas a preguntar, a visitar, a pedir presupuestos.... e intentas hacer un puzzle en el que encajen el mejor tratamiento, buenos profesionales, y un precio al que puedas hacer frente.
 
Entre tanto el médico os dice que en una semana si todo sigue así os dan el alta. "¡¡¡¡ALTA!!!!", pero si en mi casa tenemos bañera, no tenemos una cama para que pueda estar bien, ¿y quien lo va a pasar de la cama a la silla?, y no tenemos silla ¿donde la compro? ¿y cual?... Sólo preguntas. 
 
Te citan con la trabajadora social del hospital y te explica todo lo que debes hacer.... es cierto que es difícil, pero encuentras en ella una persona que te escucha  y te orienta, que te habla con claridad y te ayuda. Te plantea pasos a seguir de una forma más personalizada,.... y entonces emprendes el largo viaje.